0 elementos
Seleccionar página

En varias ocasiones se nos olvida lo esencial que es educar a nuestros niños no solo en ser respetuoso, empáticos y actuar bajo una larga lista de exigencias, sino también enseñarles hábitos nutricionales saludables.

¿Qué es la obesidad infantil?

Es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. Los niños obesos o con sobrepeso tienen a seguir siéndolo de adultos y tienen más probabilidades de padecer más enfermedades a edades más tempranas, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

También tiene consecuencias negativas a nivel psicológico. Pueden tener problemas de adaptación social, baja autoestima, aislamiento, depresión, ansiedad, etc.

Causas de la obesidad infantil

Muchas veces, los tutores encargados de los niños no son conscientes de la mala alimentación que realizan los pequeños, con lo que consumen alimentos de bajo valor nutricional, pero de elevado valor calórico. Por ello, vamos a indicar los errores más comunes que se llevan a cabo día tras día:

  1. Consumir demasiadas calorías (grasas saturadas). El consumo diario de bollería, snacks, embutidos, etc. Genera un elevado consumo de calorías vacías.
  2. Consumo excesivo de proteínas de origen animal, carnes grasas y embutidos. Durante la infancia, se suele consumir con mayor frecuencia derivados cárnicos, sucedáneos de pescado o similares porque son alimentos más aceptados.
  3. Excesiva ingesta de alimentos muy energéticos y de azúcares simples.
  4. Consumo alto de alimentos manufacturados, bollería o comida rápida.
  5. Tomar demasiada sal.
  6. Pocos cereales integrales, frutas, verduras, legumbres, pescados y lácteos bajos en grasas.
  7. Bajo aporte de fibra, calcio, Vitamina D, hierro…
  8. Beber poca agua frente a un gran consumo de bebidas azucaradas.
  9. Desayuno insuficiente.
  10. Tamaño excesivo de las raciones.

¿Qué alimentos creemos que son saludables que no lo son?

Algunos de ellos han llegado recientemente a los supermercados y restaurantes de comida rápida.

Existen alimentos que parecen ser más sanos de lo que en realidad son. En algunas personas, estos alimentos podrían estar contrarrestando el intento de comer peso e intentar comer saludable. A continuación, te dejamos una lista de alimentos que en realidad no son tan sanos como realmente creía:

  1. Batido de frutas

Los denominados smoothies pueden convertirse en una auténtica bomba calórica. Dependiendo del tipo de batido, puede alcanzar hasta 1500 calorías.

  1. Muesli o mezcla de frutos secos.

El muesli tiene propiedades saludables, pero en su elaboración a veces se emplea muchos aceites o grasas

  1. Sopa y ensalada

Las sopas y ensaladas pueden ser una comida saludable, pero existen sopas que en realidad están basadas en cremas, lo que las hace ricas en grasas. En la ensalada, una vez que le añadimos aliños con aceite, carnes curadas, etc dejan de ser una comida baja en calorías. Destacando también el alto nivel de sodio que presentan.

Una vez visto esto, hay que tener en cuenta que no en todos los supermercados se pueden adquirir alimentos que realmente sean saludables, tanto para los niños como para nosotros mismos. Por ello, siempre aconsejamos realizar la compra en comercios o Marketplace como Spainfy, en el cual se pueden encontrar de todo tipo de productos, que mejorarán nuestro día a día, nuestra alimentación y nuestra salud.

“Comer es una necesidad, pero comer de forma inteligente es un arte”

0
Abrir chat